Nos gusta navegar, pero no en ciudades flotantes

No es que no nos gusten los cruceros, pero la sola palabra nos hace sospechar, máxime cuando hablamos de barcos grandes, muy grandes de más de mil, dos mil, tres mil o más personas conviviendo en tan reducido espacio.

Preferimos los barcos pequeños que recorren destinos míticos.

Un grupo de amigos, un exclusivo yate o un velero recorriendo el Mediterráneo o ríos míticos como el Nilo es formula de éxito y que a veces cuesta menos dinero que las fantásticas “vacaciones en el mar” que anuncian los mega barcos y ” tour operators” más propios de los años 80.

Entre los “mega” y los románticos y chic veleros y goletas existen formulas de ensueño para disfrutar sin prisa y con mucho glamur como el exclusivo Silver Sea con su lema “todo incluido, todo exclusivo” o el también exclusivo “Wind Star” con un estilo muy libre, donde las cenas de gala simplemente no existen.

En resumen, nos gusta navegar pero no en ciudades flotantes.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: