Isfahán la “Mitad del Mundo”

En medio de la geografía de Irán, a mitad de camino entre el Mar Caspio y el Golfo Pérsico, y a 340 kilómetros de Teherán, la capital iraní, se halla una de las ciudades más bellas de Asia: Isfahán, ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

isfahan

La grandeza de sus monumentos y su profundo sabor histórico han permitido acuñar el lema “Isfahán, la mitad del mundo”. Una ciudad de remoto pasado y profundos sentimientos religiosos, pero que es, aún con todo, una de las más modernas de Irán: en ella se ve a la gran mayoría de las mujeres (excepto las de más edad) sin su tradicional chador negro, luciendo como alternativa pañuelos en vivos colores, junto con vestimentas occidentales, lo que se conoce como “islam chic”. Esta mítica ciudad conserva diseminados entre sus calles hermosos vestigios de su pasado esplendor de la época de los Shas.

mezquita

La calle principal de la ciudad se llama Chahár Bagh y significa “Cuatro Jardines”, ciertamente hace honor a su nombre. En esta misma calle se localiza la Madrasa Chahár Bagh, que funciona desde principios del siglo XVIII. El centro neurálgico es, sin lugar a dudas, la gran Plaza de Naqsh-e Jahan. Se trata de una de las plazas más grandes y espectaculares del mundo, construida a principios del siglo XVII, durante el reinado del emperador safávida Shah Abbas. Es declarada Patrimonio de la Humanidad en 1979. Sus dimensiones llaman la atención: 510 metros de largo por 165 metros de ancho. Su perímetro está completamente porticado donde se distribuyen numerosas tiendas de artesanía y almacenes. Además la plaza cuenta con monumentos de interés: el Palacio Ali Qapu, la Mezquita del Jeque Lotf Allah y la Mezquita del Imán o del Shah, con su impresionante cúpula y sus minaretes revestidos de loza. Isfahán también tiene fama por sus puentes., Sio Seh Pol tiene treinta y tres arcos y es uno de los símbolos de Isfahán. El Khaju posee 132 metros de largo y una curiosa tetería en su parte inferior.

mezq

Como toda ciudad musulmana, gran parte del ritmo diario se manifiesta en su Gran Bazar, formado por una sucesión de galerías cubiertas con cúpulas redondas donde se confunden callejones, patios, caravasares, galerías, talleres…, a lo largo de unos cinco kilómetros. Allí destaca la artesanía de oro y plata, esmaltes, alfombras, cinceladas, antigüedades, pintura en miniatura y objetos con incrustación.

La mezcla de culturas, pese a la imperante teocracia islámica, se manifiesta en la Catedral de Vank, Es la iglesia armenia más importante de todo el país. Su estilo es una mezcla de arte iraní y arte renacentista italiano.

Isfahán disfruta de un clima benigno, con un periodo agradable que va de Mayo a Septiembre. Ofrece al viajero una fuerte personalidad, una artesanía rica, y unas instalaciones hoteleras de calidad, entre las que destaca el lujoso Hotel Abbasi.

hotel-abbasi

Desgraciadamente la convulsa situación política en Irán, especialmente tras las protestas electorales de 2009, lo que se conoce como la “Revolución Verde”, ha empeorado la hasta recientemente alta seguridad en cuanto a turismo se refiere. Existe un cierto a coso a los extranjeros occidentales y el Ministerio de Asuntos Exteriores de España no recomienda, por el momento su viaje. Antes de 2009 la situación en Irán era excelente para el turista extranjero, al menos siempre que se renunciase a los discursos sobre derechos humanos más honestos. Un triste destino para la antigua Persia, que esperamos, cambie en un futuro próximo.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: