Hoteles de alta costura: una tendencia que arrasa

“La moda –sentenció hace ya muchos años el dramaturgo Oscar Wilde- es una forma de fealdad tan intolerable que nos vemos obligados a cambiarla cada seis meses”. No parece ser ésta sin embargo la opinión de los más rutilantes diseñadores de la escena internacional, quienes -quizá en un intento para acabar con la efímera fugacidad de sus creaciones- parecen haberse puesto de acuerdo todos a una para embarcarse en una actividad con bastante más vocación de permanencia: concretamente la de diseñar y explotar sus propios hoteles.

Ferragamo, Givenchy, Versace, Cerruti, Bvlgari… son sólo algunas de las grandes firmas que han decidido inscribir su nombre en este selecto club de establecimientos al que la prensa internacional no ha tardado en bautizar con el apelativo de “Hoteles de alta costura”. Una tendencia que arrasa hasta tal punto que ni siquiera el mismísimo Giorgio Armani ha sido capaz de resistirse a ella, como quedó patente hace sólo unos meses cuando el célebre modisto anunció a bombo y platillo el acuerdo con una empresa inmobiliaria de los Emiratos Árabes para crear la exclusiva cadena hotelera “Armani Hotels and Resorts”. Una cadena en la que el propio diseñador será el encargado del estilismo de habitaciones, salones y restaurantes. A cambio- business is business- los promotores reservarán amplios espacios en los hoteles para poner a la venta toda la gama de productos Armani: desde la ropa para hombre o mujer hasta complementos como cosméticos, perfumes o relojes pasando por muebles y otros objetos decorativos. La cadena tiene previsto abrir su primer hotel en Dubai, a principios de 2008, y expandirse posteriormente por otros destinos como Milán, Londres, París, Nueva York o Tokio.

En cualquier caso, los fashion victims que no puedan esperar hasta esa fecha no tienen por qué preocuparse ya que pueden ir abriendo boca con diversos establecimientos de muy similares características. Entre ellos el “Bvlgari Hotel & Resort”, un auténtico tributo al mundo del lujo mediante el que la famosa firma de joyería- asociada con la cadena Ritz Carlton- ha convertido un antiguo convento del siglo XIX en el hotel más chic de Milán. Para ello no han regateado en utilizar los materiales más nobles combinados con un exquisito estilismo en el que cobra especial protagonismo el popular logo de la marca que aparece esparcido como confeti por todos los rincones del establecimiento.

La familia Ferragamo –sinónimo de elegancia y distinción en el diseño de calzado- se ha dejado también seducir por estos cantos de sirena y ya puestos a tirar la casa por la ventana han decidido abrir nada menos que media docena de hoteles en su ciudad natal, Florencia; además de – la joya de la corona- rehabilitar todo un pueblo medieval, estratégicamente situado en lo alto de una colina toscana, para transformarlo en un espléndido hotel compuesto por preciosas villas y apartamentos de lujo repartidos entre cipreses, viñedos y pequeñas plazas ajardinadas. Toda una Disneylandia de lujo al más puro estilo rustic charm.

Ferretti, Givenchy, Cerrutti y otros primeras espadas de la moda italiana poseen también sus propios hoteles; pero aunque son los diseñadores transalpinos los que parecen llevar la voz cantante en esta aventura, los alojamientos de alta costura no se limitan ni mucho menos a este país. Buena prueba de ello es el Palazzo Versace, un suntuoso resort inaugurado por Donatella Versace en la Gold Coast australiana, donde cada detalle de la decoración – desde la cubertería o la vajilla, hasta las sábanas y las cortinas – responde fielmente al más puro estilo de la firma. La popular marca Diesel cuenta también con su propio establecimiento: el Pelican Hotel, un edificio Art Deco en al área de South Beach de la ciudad de Miami, que ofrece a los huéspedes diversas suites temáticas donde se combinan los detalles de alta tecnología con una decoración delirantemente kitsch.

Pero los interesados en comprobar por donde van los tiros en este tipo de hoteles, ni siquiera tienen necesidad de traspasar nuestras fronteras ya que pueden satisfacer su curiosidad dejándose caer por Barcelona, donde la familia Fluxá, propietarios de la emblemática marca Camper, acaban de inaugurar Casa Camper; un hotel, instalado en un edificio del siglo XIX, que ofrece un compendio de funcionalismo y vanguardia a través de 25 habitaciones que permanecen fieles a la filosofía de la marca: simplicidad, confort y diseño.

Funcionales o recargados; comedidos o deslumbrantes; íntimos o incluso un tanto aparatosos; no cabe duda de que la irrupción de esta nueva hornada de hoteles de diseño está revolucionando el sector y cosechando las alabanzas de la prensa especializada. Ahora sólo nos queda por ver cuáles de estos establecimientos cuentan con la suficiente solidez para hacer perdurar la aventura, y cuáles se limitarán simplemente a ser flor de un día. Y es que como ya advirtió claramente Coco Chanel, uno de las grandes figuras míticas en la historia del diseño: “Las modas pasan, sólo el estilo permanece”.

Direcciones en Internet

Bvlgari Hotels & Resorts

http://www.bulgarihotels.com/

Lungarno Hotels (Ferragamo)

http://www.lungarnohotels.it/

http://www.ilborro.it/

Palazzo Versace

http://www.palazzoversace.com.au/

Pelican Hotel

http://www.pelicanhotel.com/

Casa Camper

http://www.camper.com/web/es/casacamper.asp

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: